Gênesis – Bíblia Sagrada ╰⊰¸¸.•¨*  Portuguese Bible Brazilian: NVI

http://americaofmyheart.wordpress.com

https://latinamericaofmyheart.wordpress.com

LATIN AMERICA OF MY HEART

AMERICA OF MY HEART

3FE

http://www.biblica.com/uploads/pdf-files/bibles/portuguese/ot/bible-portuguese-genesis.pdf

Gênesis – Bíblia Sagrada 

╰⊰¸¸.•¨* 

Portuguese Bible Brazilian: NVI

Anuncios

Mateus – Bíblia Sagrada ╰⊰¸¸.•¨* Portuguese Bible Brazilian: NVI

http://americaofmyheart.wordpress.com

https://latinamericaofmyheart.wordpress.com

LATIN AMERICA OF MY HEART

AMERICA OF MY HEART

Intresting-Facts-About-Norway-You-Dont-Know-8

http://www.biblica.com/uploads/pdf-files/bibles/portuguese/nt/BIBLE-Portuguese-matthew.pdf

Mateus – Bíblia Sagrada

╰⊰¸¸.•¨* 

Portuguese Bible Brazilian: NVI

El Decálogo

http://orthodoxyislove.wordpress.com

ORTHODOXY IS LOVE

El Decálogo

Lo que la revelación nos enseña en el Antiguo Testamento sobre la vida espiritual del hombre aparece además en numerosos preceptos entre los cuales los diez mandamientos de Moisés o el Decá­logo siguen guiando hoy día a los cristianos—los cuatro primeros enseñan al amor para con Dios, los otros—el amor para con el prójimo. La mayor parte de ellos toman la forma de prohibiciones e indican los principales obstáculos en el camino de la vida verdadera.

Los dos primeros mandamientos

El primer mandamiento recuerda la verdad esen­cial del Antiguo Testamento: hay un solo Dios y es Él solo en quien está nuestra vida. “Yo soy el Señor tu Dios y no tendrás dioses ajenos delante de mí.” El segundo mandamiento explica el primero: “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra: no te inclinarás a ellas, ni las honrarás.”
Esta es una amonestación contra el culto pagano de dioses falsos. Existen todavía hoy idólatras inconscientes, aún entre los cristianos: todos los que toman por valor supremo cualquier valor rela­tivo, por ejemplo el triunfo de su propio pueblo, o de su raza o de su clase social (así todas las especies de patriotería, de racismo o de comunismo). El que lo sacrifica todo por el dinero, la gloria, la ambición o la satisfacción personal, se fragua un ídolo y lo adora. Todo cuanto es traición con­tra Dios, sustituyendo la mentira por la verdad, y al mismo tiempo subordinando el todo a una parte, lo más elevado a lo más bajo.
Esto es una desnaturalización de la vida, una enfermedad, una monstruosidad, un pecado que lleva al mismo idólatra a su propia ruina y muchas veces a la de otras personas. Es por eso que puede con­siderarse el segundo mandamiento como una amones­tación contra todo pecado en general.

El tercer mandamiento

El tercer mandamiento — “No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano” —salvaguarda la base de nuestras relaciones con Dios, la oración. Es por su Palabra que Dios creó el mundo. La Palabra de Dios se hizo carne y nuestro Salvador. Es por eso que nuestra palabra también (no olvidemos que estamos hechos a la imagen de Dios) tiene una gran potencia. Debemos pronunciar Sigue leyendo “El Decálogo”